• Ecopil

Ecopil, una Asociación con pensamiento Irrazonable.

Por: Antonio de J. Hernandez Caballero y Nadia Itzel Burgos Mora


El equipo de comunicación de Ecopil está comprometido para llevar nuestro mensaje a más personas y aumentar nuestro impacto, es por ello que por segunda ocasión nos encontramos en capacitación con los Laboratorios Irrazonable auspiciados por Unreasonable México.


Parte de la trascendencia de Irrazonable México es que dentro de sus acciones y Laboratorios han acelerado 153 empresas con $23.2 millones de USD de fondeo levantado colectivamente y han beneficiado a 2,461,897 personas.


Dentro del desarrollo nos dimos a la tarea del llenado de la convocatoria para poder ser candidatos conforme a nuestras líneas de acción, es bien sabido que Irrazonable México busca apoyar a las empresas más innovadoras en proyectos productivos, inclusión laboral, turismo sostenible y productos locales, y productividad económica con tecnología, por ello la participación y el constante desarrollo de nuestra organización.


A los pocos días recibimos un correo de confirmación de que habíamos sido seleccionados por el Laboratorio de Comunicación e impacto con una beca por parte de Citibanamex, estos programas son muy demandados y más de 4,000 empresas que aplican solo 4% de ellas son irrazonables.


Dimos inicio al curso del 4 al 7 de agosto donde a través de 4 arduas sesiones virtuales con 4 horas al día con excelentes mentores Irrazonables trabajamos en la construcción de un pitch perfecto, el desarrollo de las estrategias para lograr impactos y aprendimos estrategias de ventas digitales, donde además estuvimos acompañados de 9 empresas más con increíbles propuestas.

Noticias. Las jornadas de retroalimentación y tareas durante esos días están rindiendo frutos ya que nos encontramos en el proceso de reestructurar nuestra manera de acercarnos a más público para el desarrollo e impacto.


Y no podría faltar nuestra pose irrazonable de antropólogo de este año.


24 vistas

55 5194 7043

  • YouTube

©2020 by Ecopil.

Apaxco, Estado de México.