NUESTRO MODELO DE DESARROLLO


​​Innovación y Políticas Ambientales: Integramos redes, emitimos posturas y apoyamos a los gobiernos con propuestas y recomendaciones basadas en el estudio de variables ecológicas, sociales, económicas a nivel local, nacional e internacional compatibles con nuestra misión y visión. Trabajamos bajo los siguientes principios:


Investigación, monitoreo y ciencia ciudadana: Consideramos que la investigación científica y la participación ciudadana son determinantes para el desarrollo de las comunidades, por ello promovemos que los ciudadanos participen en la generación de información científica por medio de Tesis, Servicio Social o Voluntariado. La información además de empoderar a los ciudadanos permite la generación de informes, material de comunicación y otras actividades científicas y comunitarias.


Educación, formación y comunicación ambiental: Constantemente ampliamos nuestros intereses y actualmente impulsamos agendas de cambio climático, biodiversidad, especies migratorias, bosques, oceános, juventud, turismo, agricultura y participación ciudadana construyendo capacidades y transfiriendo tecnología por medio de cursos, talleres, presentaciones y otras actividades de impulso y construcción de proyectos comunitarios. Comunicamos nuestras experiencias y transferimos información y tecnologías por medio la realización de eventos y actividades que incluyen concursos de fotografía, recorridos interpretativos, presentaciones digitales, organización de paneles, carteles, infografías y otros materiales distribuidos por medios impresos, orales y digitales gracias a nuestros esfuerzos de colaboración con nuestros nodos a nivel local y nacional apoyados por personas y empresas socialmente responsables. 


Voluntariado, Responsabilidad Social y Buenas Prácticas: Desarrollamos equipos y acciones de voluntariado para incentivar, canalizar e involucrar a organismos, personas e instituciones del sector público, privado y de la sociedad civil en  acciones que contribuyan al cuidado, conservación y restauración de los ecosistemas, espacios urbanos de importancia ecológica, así como la protección y recuperación de poblaciones de especies mexicanas de flora y fauna mediante acciones de Responsabilidad Social alineados a las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 promovidos por la Organización de las Naciones Unidas.